martes, noviembre 21, 2006

Metaprácticas

A Michael Murphy y a Ken Wilber se les oye hablar a veces de los beneficios del "cross-training" o sea el hecho de combinar prácticas a diferentes niveles del Ser, algo así como una "metapráctica". Según parece hay un estudio que se hizo con practicantes de vipassana, en el que un grupo de control practicaba vipassana durante seis meses de modo normal. El grupo experimental también practicaba vipassana durante seis meses, también de modo normal, pero además hacía un trabajo de musculación, trabajando con pesos. Los maestros vipassana de estos practicantes no sabían quienes pertenecían a cada grupo. Cuando se les preguntaban a los maestros al final del periodo de seis meses por los avances en la práctica de vipassana de todos sus alumnos, resultaban ser los del grupo experimental que habían hecho mayores progresos, con diferencia, en su práctica meditativa.

No hace falta que nos creamos a Murphy, a Wilber o a esos maestros anónimos. Podemos experimentarlo nosotr@s mism@s proponiéndonos una práctica integral o una metapráctica. Para hacerlo, basta con que un@ asuma el compromiso, consigo mismo, aunque también si cabe con otra(s) persona(s) en grupo, de emprender una práctica integral. En la página de GaliciaIntegral, hay un modelo (adaptado del libro de Murphy y Leonard The Life We Are Given) de cómo podría articularse el compromiso. ¿En qué consiste exactamente esta manera de enfocar una práctica? Se trata de una metapráctica en el sentido de combinar prácticas dirigidas hacia diferentes niveles del Ser. Por ejemplo, en cuanto al cuerpo se asume un compromiso de prestar atención a la dieta, de hacer ejercicio aeróbico regular (caminata, correr, bicicleta …) y de seguir una práctica regular de yoga o de kata (una serie de tablas y ejercicios que combina elementos de estiramientos, musculación, yoga y relajación). Además se recomienda algún tipo de trabajo con las emociones o con la sombra. Puede ser a través del trabajo con afirmaciones y visualizaciones y también a través de un compromiso hacia la apertura emocional y el servicio. También se puede trabajar escribiendo un diario, en pareja, en trabajo emocional … En cuanto a la mente está el compromiso de leer y, si es en grupo, comentar textos y libros relacionados con las diversas prácticas, mientras que en la parte más espiritual está el compromiso de seguir una práctica meditativa regular.

Por otra parte en el trabajo con afirmaciones y visualizaciones, se trata de fijar entre afirmaciones cada un@ para sí y profundizar en ellas tanto al final de la relajación al terminar la práctica de yoga o kata (casi) diaria como en cualquier momento del día. Un@ puede incluso dejar post-it por la casa para recordarse sus afirmaciones y también puede así hacer un trabajo corporal de adoptar una postura congruente con sus afirmaciones cada vez que las recuerde. Una afirmación que Murphy y Leonard recomiendan a tod@s para trabajar es la siguiente: “Todo mi ser goza de equilibrio, vitalidad y buena salud.” Además, cada un@, tomando consciencia de sus propios obstáculos o bloqueos, puede formular más afirmaciones referentes a diferentes concretos del ser, o sea el cuerpo, el corazón (o la sombra), la mente, el alma.

Si hablas inglés y te lo puedes permitir, el Integral Institute ofrece una caja con DVDs, CDs, manual etc sobre lo que llaman Integral Life Practice. Una alternativa más económica pasa por una búsqueda en Internet que puede darte más información y enfoques sobre prácticas integrales o práctica transformadora integral, por ejemplo en: http://www.practicaintegral.com.ar/. También quien este interesad@, puede acudir pedir el alta en el foro de un grupo que estamos formando para compartir experiencias en este ámbito, GaliciaIntegralPráctica.

Formulario de suscripción a GaliciaIntegral

Suscríbete a GaliciaIntegral
Powered by es.groups.yahoo.comYahoo! Grupos