domingo, julio 15, 2007

Oh sister!

Samu y yo estuvimos en Estados Unidos y Canadá durante las dos últimas semanas, fuimos a visitar mi hermana, Elaine, que vive en Washington, a otros parientes que están en Nueva York, además de una prima lejana que vive cerca de Niágara. Hicimos de todo, desde los museos de Washington hasta el barrio afroamericano, donde tocaban los grandes del jazz como Duke Ellington y Louis Armstrong, y en Nueva York el Guggenheim, el Museo de Arte Moderno, impresionantes, luego siguiendo los pasos de Dylan con sólo 50 años de retraso en Greenwich Village, y de Lennon en el Dakota y en los Strawberry Fields de Central Park. También fuimos a ver un partido de baseball, y visitamos el jardín botánico y el museo del nativo americano de Washington.



Pero al final lo que más me ha llegado ha sido disfrutar de la compañía de Elaine y su familia, sentir el afecto y la resonancia que surge entre ella y yo, todo un pequeño milagro teniendo en cuenta que sólo nos conocimos hace cuatro años cuando contacté por primera vez con mi madre biológica, Margot. Parece que a veces la sanación viene no sólo por la vía del esfuerzo, de los talleres, de la meditación, del trabajo emocional sino por los accidentes de la vida, por un ‘simple giro del destino’, en este caso más feliz que él de Dylan, de modo que el corazón se abre más no por la búsqueda sino por la serendipidad, al tropezar justo con lo que uno más necesitaba en la vida, sin siquiera darse cuenta de ello.


Formulario de suscripción a GaliciaIntegral

Suscríbete a GaliciaIntegral
Powered by es.groups.yahoo.comYahoo! Grupos