domingo, enero 09, 2011

Práctica Escrita


María y yo llevamos desde hace principios de año haciendo una práctica de escritura diaria, basándonos en un libro de Natalie Goldberg, "Writing Down the Bones" (traducido al castellano como "El Gozo de Escribir"). En principio yo iba a escribir una bitácora diaria como parte de la práctica integral del segundo nivel de formación en Coaching Integral pero cuando decidí no hacer la formación me daba pena no seguir su práctica integral, así que decidimos hacerla entre los dos (aparte la escritura diaria incluye meditación, ejercicio/kata diaria, o sea, cosas que ya hacíamos).

Natalie Goldberg es una escritora estadounidense que combinó la práctica de la escritura libre (freewriting) con la de la meditación zen. Las recomendaciones básicas que ofrece - y que estamos siguiendo - son:
0. Manten tu mano en movimiento (no pauses para volver a leer lo que has escrito, porque esto equivale a vacilar o a intentar controlar lo que estás diciendo)
1. No taches nada (equivale a censurar mientras escribes - aunque hayas escrito algo que no querías, déjalo)
2. No te preocupes por la ortografía, puntuación, gramática (ni siquiera te preocupes por mantenerte dentro de las márgenes en la página).
3. Pierde el control
4. No pienses, no te pongas "lógico"
5. A por ello (si algo surge en lo que escribes que es vulnerable o inquietante, a por ello - seguramente tiene mucha energía)

Nos turnamos para proponer cada día un tema (así la práctica mantiene más frescura y espontaneidad), ponemos un temporizador y escribimos sin parar 15 minutos. Para mi, escribir de este modo, siguiendo los consejos de Goldberg, está siendo una experiencia muy liberadora. Por inercia tengo una voz perfeccionista bastante fuerte, lo que hace que muchas veces ni siquiera emprendo una cosa por miedo a que no me vaya a quedar bien. Con la escritura ocurre algo de lo mismo, porque a veces soy tan exigente con lo que quiero hacer que me desanimo antes de empezar. Sin embargo con la escritura libre, me lanzo y disfruto un montón pasando de todos mis frenos y normas habituales. La parte zen que aprecio está en lo de obrar sin apego a los resultados - por ejemplo, creo que esta práctica puede también favorecer la escritura de mi blog, pero no lo hago con ese fin en mente, sino que lo hago por amor al arte, y así todo fluye más.

Formulario de suscripción a GaliciaIntegral

Suscríbete a GaliciaIntegral
Powered by es.groups.yahoo.comYahoo! Grupos